lunes, 3 de enero de 2011

Lo que no puede ser.

La chica que llora desconsolada en el sofá es endemoniadamente guapa. Tiene, además, ese gesto amable que invita a quererla. La piel suave. El pelo brillante. Un cuerpo que late al ritmo de cualquier deseo. De saberla llorando, el vecino del quinto no dudaría en abrazarla. Su compañero de trabajo vendría raudo a susurrarle algún alivio al oído. David la besaría sin vacilar. Tú mismo, si la vieras así, te beberías una a una sus lágrimas. A la chica que llora sobre el sofá algo grave ha tenido que pasarle. No puede estar llorando de soledad. Imposible. Es endemoniadamente guapa. Tiene que ser otra cosa, sí.

24 comentarios:

Juanjo dijo...

O sí. Estupendo relato, Elena, y todo un placer volver a leer algo tuyo.

Te deseo un Feliz 2011, sin soledad ni lágrimas.

Guapa.

vittt dijo...

sin vacilar

Tesa dijo...

Estoy segura de que tiene que ser otra cosa.

Raúl dijo...

Es cierto. Los guapo/as no lloramos nunca de soledad. Lo hacemos por orgullo.
Sonrío.

Robërtier dijo...

Algunos lloramos para limpiarnos el maquillaje de la coraza.

Abrazos mientras compro un colirio.

iliamehoy dijo...

Pues incluso con todo y con esto, puede que si....
Una sonrisa

mi nombre es alma dijo...

Quizás está sola porque quiere que la abracen y la besen no por su piel o por su belleza. Quizás no hay peor soledad que la de aquellos que parece no debieran estar nunca solos.

Luis dijo...

La belleza en ocasiones es lo que genera más distancia.
Un abrazo.

CabezaDeMonte dijo...

Pobre chica guapa, más sola que un número primo. Un placer leerte de nuevo, Elena, ¿dónde estabas?
Besos.

jesus (of suburbia) dijo...

Como dice Nacho Vegas "te vi llorar, y ¿qué podía hacer sino huir y así poder ponerme a llorar también" Pena de muchos...

MA dijo...

Acabo de descubrirte. Me temo que me pasaré por aquí a menudo.

Céfiro dijo...

Sí. Parece que la belleza no garantiza la felicidad. Ni el dinero. Ni... Bueno, el amor... mejor hablamos otro día.
Un abrazo.

Alex B dijo...

Jo, qué bueno!!!
me ha encantado.
un beso

N Ó M A D A dijo...

Llorar de soledad... sí, a veces pasa.

La mirada del mono dorado dijo...

¿Debería ser otra cosa? Ser guapa duele.

Fėlix Brun dijo...

Los guapos también lloran. Y no lo digo por un intento de hacer chiste (desde la experiencia). Sino que a veces cuanto más bonito eres, más solitario te sientes.

[Sólo hace falta ver el segundo capítulo de Sex and the City, gran fuente de sabiduría.]

Anónimo dijo...

Relato pobre, previsible, sencillo y justificativo.

Incluso la belleza sirve como excusa.¿Pero excusa hacia quién? ¿Excusa sobre qué?

Un beso

Principillo Azul.

MA dijo...

Entre Octubre y Enero van 2 meses. ¿No volverás hasta marzo?.
La belleza a veces, es una mierda, nadie te toma en serio.

MA dijo...

¡Queda poco para marzo!, ¡que nervios!

MA dijo...

Chica, es dificil seguirte si no actualizas. He viajado por toda la red buscando blogs,relatos y autoras (femenino) y hay pocas; o por lo menos pocas que me gusten (digamos que sólo dos). Autores (masculino), muchos.

Céfiro dijo...

Eyyyy, ¿esto está cerrado o qué, chica?

Anónimo dijo...

¡Te echamos de menos! ¡Vuelve a publicar!

elpantografo dijo...

¡Que buenos relatos! Como aspirinas efervescentes. Para el alivio del dolor leve. Y no pude parar hasta terminarme la caja. ¡Me place!

Bruno Hachero dijo...

No he visto ninguna dirección de contacto en tu blog, así que espero que algo te haga leer esto: ¡Vuelve a escribir!