jueves, 28 de agosto de 2008

Impares.

Eduardo tiene una esposa cómoda. Hace un solomillo de muerte, plancha a la vez que le dice “buenos días, amor” y le abre las piernas los martes y los sábados. Eduardo debe ser feliz, claro. Lo dicen todos. Lo dice incluso él. Se lo repite a sí mismo, sobre todo, cuando se cruza en la oficina con el destello de los ojos de Sandra. Aunque a él le gusta llamarla Sandrita.
Carmela lleva un pañuelo rojo y un collar de cuentas. Vicente debíera haber llevado camisa a rayas y americana, pero no se ha presentado.
Virtudes y Daniel ya se dan la mano. Y a Virtudes su trabajo le ha costado. Daniel es esquivo, pero últimamente le da por quererla en público. Hace un rato, al paso de Juan el del telar, reconocido y vapuleado maricón del pueblo, le ha plantado en los morros un beso de tornillo. Virtudes sonríe. Daniel aprieta los dientes y traga saliva. “Por mis cojones me convierto”.
A Ramón hoy sólo le ha apetecido hablar con Tania. Le ha dejado los acostumbrados 50 euros encima de la mesa y al salir, le ha dado un beso en la mejilla.
Gabriela regala orgasmos fingidos a un batiburrillo de amantes. Susana se pasa la vida persiguiendo en un montón de estúpidas canciones el rastro de alguien que alguna vez – dice ella - estuvo.
Y Joaquín. Joaquín simplemente está solo.

22 comentarios:

ALMA dijo...

Da la impresión de que todos los personajes de tu historia estan solos de una manera y otra.

Un sonoro abrazo

Juanjo dijo...

No estoy nada de acuerdo con la etiqueta. ¿Ficciones? ¿Cómo que ficciones?
El título, en cambio, sí, muy acertado.

Tesa dijo...

Genial la elección de esa fotografía.

Arcángel Mirón dijo...

Yo conozco a un hombre que tiene una novia cómoda. Y es feliz, o al menos eso se dice a sí mismo cuando se cruza con mi mirada.

Raúl dijo...

El tono dinámico, divertido (casi entrañabale) que caracteriza todo lo que escribes, pugna con lo "cuasi apocalíptico" de la historia. Suena (entre líneas) bien a rabia, o bien a resignación.
Un buen microrrelato, sí señora.

fernan dijo...

la vida sus imperfecciones, ¿imperfecciones?, en fin es lo que hay. Eso si tu lo dibujas como nadie, siempre has tenido ese don.
un abrazo.

Anónimo dijo...

muy bien visto, me gusta el cuento.

-Jordi-

un abrazo.

Juan 43 dijo...

¿ Y porque no me presentas a Joaquín ?

Besazos nena. Aterrizo comentando. Mira tú si la pereza aplaza las firmas.

Muchos besos.

¡ Salud !

Jesús dijo...

Joder, Joaquín tiene tan pocas palabras, pero creo que es mi preferido.

Raúl dijo...

Impar o par;... la 7 o la 8;... las dos a la vez;... pero ya toca una nueva entrada... no.
Besos.

Habibi dijo...

uff...
todos somos un poco un cóctel de todos estos personajes. a veces más eduardados, a veces muy ramones.

Nadaia dijo...

Como suele ocurrir:Estar solo es un suceso tristemente muy habitual.
El relato tiene su mistica¡
Bes...
Nadaia2008

S.A. dijo...

Joaquín simplemente está solo...
No hay simplicidad en la soledad. La soledad es un puzzle de diseño complejo del cual muchas veces sólo vemos algunas piezas...

Jose dijo...

Y yo estoy como Joaquín...

Aunque, es mentira... El Gran Espiritu, que Toma Todas Las Formas... Está conmigo...

Aunque hace tiempo que no toma forma de buen polvo.. y más tiempo todavía... de una buena noche amorosa de piel con piel...

Pero... si no hiciese yo mi propio trabajo... quién lo haría por mí...?

Besico.
Jose.

Lumons dijo...

Todos están solos, todos lo estamos. Algunos de verdad, otros tienen una compañía que no entienden otros no la valoran otras quieren más.

Besos.

Lúzbel Guerrero dijo...

Creo que faltan unos seismil millones de personas en la lista, pero la entiendo querida, no se puede estar en todo; además, la peña, en cuanto ve un post largo, te suelta: "muy buen post", y se va a buscar una soledad más corta

Me gusta, y no me extraña, de otro modo, la de Lanús Oeste no estaría

Bolero dijo...

Así es la vida, deberemos acostumbrarnos a creer q somos felices

muakkkkkkkkkkkkk

Alecita.. dijo...

Wow... la soledad, aún cuando somos "felices", La impasible soledad...

Copper dijo...

Muy bueno el post, espabílá jeje

dijo...

Elena:Estoy preocupada y un poco triste por tu" desaparición"de mi espacio.
No voy a entrar, en tu vida,pero como le dije a tu tio,mientras no sea cosa de salud,todo se puede entender.Sin embargo echo en falta tu presencia,mucho.
Ojalá estés bien de todo.Yo,por mi parte,te invito cuando te sea posible a mi space.Ahora lo tengo privado,pero sólo es darme un "toque" y la puerta está abierta.
Espero que te vaya bien en todos los sentidos.
Besucos

Antoñito dijo...

Muy chulo, diferentes historias, todas ellas con su propia historia (valga la redundancia). Saludos

pucetita dijo...

rechisto que no da la impresión, si no que realmente están solos en una soledad conectada y acompañada.
felicidades. tu estilo se parece un chingo al mío!