miércoles, 10 de febrero de 2010

Una de cine negro.

No quiero morir. Tirado en el suelo se agarra con fuerza el pecho. Una mancha oscura de sangre se extiende en su gabardina gris. La calle gris. La noche gris. La chica, rubia ella, lo sostiene en su regazo. No le quiere. Sólo lo finge para que él no muera solo. Le llora, eso sí. No vas a morir. Sé valiente, te pondrás bien. Mentira. Él no es ni noble ni honrado. Ella de mujer fatal sólo tiene lo angosto de su cintura. Pero qué importa eso; la fotografía es espléndida. Él se estremece en sus brazos y van pasando los minutos. Aún respira. Ésto se está alargando más de la cuenta, piensa ella.
.
(Esta semana, Retroback 2010)

15 comentarios:

vittt dijo...

duele de bueno.

Juanjo dijo...

Pues a mí no me hubiera importado seguir leyendo este relato breve, intenso, pero tan bueno, que apetece quedarse hasta que el malo echa el último aliento.

Besos y feliz Retroback.

Pablo dijo...

genial! y ese final sin final ....
un beso!
Pablo

Tesa dijo...

Hay tíos pesaos hasta para palmarla.
Argg.

ALEX B. dijo...

genial,¡que pena que sea tan corto!
bs

lopillas dijo...

Lo de la gabardina es ketchup, entonces.
Qué bien que volviste, insisto
Besotes

Nómada dijo...

Ay! Sólo le falta ser rubia de mentira...

mi nombre es alma dijo...

Una de cine negro y de existencias grises.

Un cortometraje estupendo.

Un abrazo

Luis dijo...

Me recordaste alguna parte de la canción Pedro Navaja, "la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida...".
Buen relato, siempre es estremecedor leer o ver en ficción aquellos instantes en que la muerte se acerca inexorable (Porque tardaremos tanto en desangrarnos?)

Raúl dijo...

Sí, se está alargando demasiado. Porque donde haya una muerte breve y rápida, que se aparten todos los estertores eternos.

jesus (of suburbia) dijo...

Que alguna de mis muertes sean así.

iliamehoy dijo...

Una cintura angosta, una fotografía espléndida y un presunto fiambre que se enfría lentamente.
Mejor, imposible.
Una sonrisa

Robërto Loigar dijo...

Mientras llega la ambulancia, hicimos todo lo posible por conservar su vida.

Cuánto tiempo sin leerte...

DanielPérez dijo...

Qué importa, si lo único que importa es su actuación, ahora en éste mundo superficial y mentiroso en el que nos encontramos.. me gusta la metáfora..
Lindas letras, todas bien puestas!

Pásate :D
http://palabrassintinta.blogspot.com/

Miss AngieAddicted dijo...

Ojalá haya muerto feliz en aquella bella mentira.

Qué intenso! me encantó!
un abrazo♥